22 de octubre de 2008

FESTIVAL “NOS VA LA MARCHA”

Auditorio de Vallecas (Madrid), 27 – 09 – 08

Y como a los Metalmancho “nos va la marcha”, no quisimos perdernos este acontecimiento, que conmemoraba el 30 aniversario del primer gran festival que se celebró en nuestro país, el “Rocktiembre”, en septiembre del 78, aunque aquel con muchas más dificultades, con avalanchas, cargas policiales y todo lo que era de esperar en aquella época de la transición.

Así que un servidor se lanzó a la aventura, con la grata invitación de BooguieGirl y Jose de Roquetas, un poco engañados porque creíamos que iban a actuar más bandas de las que luego actuaron, aunque no nos arrepentimos en absoluto porque lo pasamos de lujo. Una escapada antes de mi inminente partida hacia tierras gabachas para la vendimia no vendría nada mal.

Llegamos con pocas dificultades, ya que íbamos ayudados por el navegador, que esta vez no nos falló, y la maestría al volante de BooguieGirl . Dejamos el coche en un lugar que nos pareció que estaba cerca del recinto, y nos metimos en el primer bar que encontramos a ponernos moraos de birra y carnaza. Resulta que al salir, ya escuchamos la música, pues el primer grupo ya había comenzao. Nos dimos cuenta que, sin comerlo ni beberlo, habíamos dejao el coche a escasos 50 metros del auditorio, todo un lujo.

El recinto era al aire libre, aunque la zona del escenario y las primeras filas estaba techada, y frente a este había unas escaleras en semicírculo que hacían la función de gradas. Sorprendentemente, no había ningún puesto de bebida ni comida, ni servicios. O sea, que a comer, al bar, y a pillar priba, a cualquier tienda de los alrededores (preguntando se llega a tos laos). Y a mear, pos a cualquier esquina o parque, no nos vamos a asustar de eso a estas alturas, y menos los Metalmancho, que hemos crecío detrás de un majano.

A las 5 empezó la primera banda, BOLETUS, de la que no tengo ninguna referencia y que tampoco nos gustó mucho, porque era muy tranquilota, muy popera, y con vocalista femenina. Eso nos llevó directamente a ir a buscar una tienda para pillar un buen arsenal de birra y calimocho, con la ayuda de un chaval bastante peculiar…

Cuando volvimos, ya habían comenzado MOTOCICLÓN, banda bastante más trallera con clarísimas influencias de Motorhead, incluso en el nombre y el logo. Los vimos tranquilamente mientras refrescábamos los gaznates, ya que el sol que pegaba aún daba la lata una miaja.

A las 18:20 comenzó la primera banda importante, COZ, con la que empezaba aquello a tomar forma. El recinto se iba llenando poco a poco, y la banda liderada por Juan Márquez sonaba muy bien, haciéndonos disfrutar con temas clásicos como “Más Sexy”, “Las Chicas son Guerreras”, “Bate de Béisbol” o “Amigo Mío”. El repertorio fue prácticamente el mismo del que pudimos escuchar en el Leyendas del Rock. A pesar de que sólo Juan Márquez permanece de la banda inicial y que esta está muy renovada, dieron un concierto más que notable.

Lo mismo pasa con los legendarios CASABLANCA, cuyas últimas incorporaciones han sido la de el guitarrista granadino Nacho Ruiz (también conocido por trabajar con Silver Fist, Carromato o Mr. Rock, y que por cierto, se lució de lo lindo) y Marisa de la Prada, una zagala de muy buen ver. La verdad es que desconocía a esta clásica formación, pero me agradaron, sobre todo por el buen hacer del guitarrista Nacho, que le daba un aire más metalero a una banda quizá muy tranquila para mi gusto.

A las 20:40 llegó el turno de uno de los grandes de nuestro Rock, el carismático SHERPA, con el también legendario y ex-Barón Hermes Calabria a la batería. El recinto estaba ya lleno hasta la bandera para escuchar sus himnos. Comenzaron con “El Malo” y “Son como Hormigas”. Su repertorio también fue casi calcado al del Leyendas, basándose en temas de su época con los barones, y también con temas propios, como “Guerrero en el Desierto” y “Flor de Invernadero”. Nunca había visto a un público volcado con el Sherpa como este de Vallecas, un público que se dejaba la garganta con cada tema y que coreaba su nombre de manera espectacular entre canción y canción. Y el final, de lujo con dos temas míticos como son “Concierto para ellos” y “Hijos de Caín”. Seguramente es el mejor directo que he visto del Sherpa, pero seguro que fue porque se encontraba delante de su público, un público que se entregó en cuerpo y alma.

El mismo ambiente continuó con ASFALTO, una banda muy antigua, de principios de los 70, y con la que decidimos tomarnos un descanso para ir a buscar algo de sustento liquido/gaseoso, cosa que nos llevó nuestra media hora. Aunque tiempo tuvimos de hartarnos de Asfalto, ya que al no ser una banda muy de nuestro gusto, se nos hizo largísimo y muy aburrido, los temas eran monótonos y muuuuuuuuuuy tranquiiiiiiiilos. Lo único emocionante fue cuando empezó a llover de manera copiosa durante un buen rato, y todos nos agolpamos en las primeras filas, que estaban techadas y era el único lugar donde nos podíamos cobijar, aunque fue casi imposible llegar. O sea, que mojarnos, nos mojamos, pero frío no pasamos, eso seguro. Y para colmo, al cantante no se le ocurrió otra cosa que decir "no pasa nada, es solo agua". Y él, bajo techado. Y finalmente llegamos a la banda que fue cabeza de cartel, los incombustibles OBÚS, con los que nos metimos en las primeras filas y disfrutamos como nunca. Mucha caña y mucha marcha llevan estos encima aún, y parece ser que les queda cuerda para rato. Comenzaron con “Necesito Más” y “La Raya”, y desde el comienzo sonaron compactos y claros, pero metiendo mucha caña, como debe ser en una banda de Heavy Metal, y como ya nos tienen acostumbrados. Les siguieron “El que Más”, “Autopista” y “Que te Jodan”, con miles de dedos anulares al aire respondiéndole al esgollao de Fortu, que no dejaba de hacer gestos ridículos, revolcarse por el suelo y echar mocos, sacando su instinto más primitivo. La euforia estaba desatado, hasta que se tranquilizó un poco con “Dame Amor”, volviendo poco después a enloquecernos con “Yo solo lo hago en mi moto” y “Te visitará la Muerte”. No recuerdo durante que tema fue, pero Fortu sacó a cantar a Carromato, que se encontraba encima del escenario, y al terminar le dió un empujón a la silla que casi le estampa los piños en los amplis. Ya no había tregua, no había apenas descanso entre canción y canción, no se que cojones tomarán estos endemoniados, pero te martilleaban el alma como si de una banda de Thrash Metal se tratara. La banda estaba sonando muy bien, sobre todo si tenemos en cuenta que era un festival gratuito. Ya habían sonado bien todos los grupos, pero con este era para gozarlo como putos enanos. Fortu, por su parte, seguía haciendo gestos obscenos y casi vergonzantes, y eso que su santa madre, a la que saludó, se encontraba entre el público. Incluso se puso a hacer el pino, o sea, ke se puso bocabajo, como solemos decir, y el viejete lo hizo de manera impecable, si señor. Ya notabamos que iba llegando el final cuando nos deleitaron con”Dinero, Dinero” y “Vamos muy bien”. Salieron unos minutos y volvieron para los bises, que como todos nos imaginábamos, serían “Va a estallar el Obús” y “Esta ronda la paga Obús”, con la que invitaron a la peña a subirse al escenario, mandando a los seguratas al carajo. Pero aquello se les fue de las manos, porque se subió tanta gente que tuvieron que salir por patas, sin ni siquiera despedirse. Joder, nunca había visto tanta gente encima del escenario, es que no cabía ni una rata, lo que lo convirtió en un fin de fiesta espectacular, único, y de unión entre banda y público.

Y lamentable si que fue el final de fiesta, aunque nosotros esperábamos a alguna banda más que estaba confirmada según la página oficial del evento, de la que os dejo un enlace más abajo. Aunque también nos fuimos orgullosos de haber acudido a un evento irrepetible, en un lugar que fue en su momento importante para el desarrollo del Rock nacional, con un público del de antes, con viejos rockeros de los de chupa cruzada, vaqueros gastados y ajustados y zapatillas con lengüeta. Finalmente, terminamos buscando un parque donde echar la última meada y coger el coche pa echar una cabezada, que para algunos fue mas grata que para otros. Un abrazo para Jose y Cristina, compañeros infatigables de fiesta. ¡Nos vemos en los bares! Salud y Rock ‘n Roll.

http://www.nosvalamarcha.com/

Germancho
germancholvtn@hotmail.com

6 comentarios:

rainbow ratt dijo...

Vaya tela no os perdeis una eh?.CHACHI.

Castellano dijo...

Muy buena cronica Germancho, a ver si para el Priest Festival nos acercamos por Vallecas u otra zona de Madrid de fiesta, jeje....

ray dijo...

viva vallekas!! Thank you Germancho por la kronik. Joder con el Fortu está chalao q nos lisia al karromato enga niño ya nos veremos!

bokoff dijo...

komo de kostumbre, Germancho, excelente material. Si es ke por algo eres nuestro kronista oficial!

A ver si la liamos pronto por los bares.

Ronnie James Dios dijo...

Esta muy bien el reportaje

Germancho dijo...

Mama mia, ke peloteo...